miércoles, 13 de junio de 2018

#Aborto: argumentos...

La cancha está marcada. Inclinada, diría. Está instalado que lo políticamente correcto es ser pro-legalización. El discurso impuesto desde el Poder Económico y Mediático es muy fuerte, y opera en el sentido común. Se nos exige pluralidad, tolerancia y respeto a los que estamos en contra de la legalización pero, a la vez, se exige de manera totalitaria que todos tenemos que pensar como los que apoyan el aborto legal. A un diputado lo hicieron renunciar a su bloque. A otro lo echaron del bloque. Y uno de los bloques presiona a sus integrantes para que se ausenten. Parece que sólo hay que ser tolerante y respetuoso con los que están a favor de eliminar seres humanos antes de nacer...
No podemos hacernos los distraídos. Todos hemos escuchado, leído, argumentos a favor y en contra de la legalización. No se puede decir que de un lado hay argumentos racionales, sensatos, verdaderos y del otro solamente creencias religiosas (dicho de manera despectiva, además).
Estoy convencido, y tengo razones científicas, jurídicas, filosóficas y políticas para estarlo, que antes de nacer ya hay un ser humano con derecho a la vida. Y es por eso que me opongo a la legalización del aborto. Ahora bien, además de no legalizar la interrupción voluntaria del embarazo, no quedan dudas de que tenemos que seguir militando, trabajando, por cuidar todas las vidas y toda la vida. Hablo de luchar contra la injusticia, contra la desigualdad de clase y de género, de los derechos humanos, del #NiUnaMenos, de la Educación Sexual Integral y de la Justicia Social. ¿Se imaginan un lema de Campaña que diga: Educación Sexual para informarse y decidir. Anticonceptivos para que no haya embarazos (ni abortos). Vida digna para todas y todos para poder ser felices?.
Quiero dejar sentado que la muerte de mujeres pobres por aborto clandestino es un tema de salud pública, de política y también de moral. Y que la eliminación de seres humanos por nacer es un tema moral, de política y también de salud pública. Digamos todo. Legalizar el aborto sí es una imposición, como toda ley. Es falso que sea una ley de la libertad, porque muchos no estamos de acuerdo con que haya libertad para eliminar seres humanos (con los ya nacidos se ve clarísimo, ¿o no?). Se nos quiere imponer un posicionamiento y, de esa manera, obligarnos a ser espectadores pasivos de la eliminación de seres humanos que todavía no nacieron, pero ya tienen derecho a la vida. Nunca la solución a un problema social o de salud pública puede ser la eliminación de seres humanos. No nos resignemos. No abramos la puerta a la cultura del descarte. Hay alternativas más humanas. Les dejo el Proyecto de LEY DE PROTECCIÓN INTEGRAL DE LOS DERECHOS HUMANOS DE LA MUJER EMBARAZADA Y DE LAS NIÑAS Y LOS NIÑOS POR NACER

Y veamos algunos argumentos...

Argumentos desde las Ciencias Biológicas


Laura María Vargas Roig (Doctora en Medicina, Investigadora de Conicet y Profesora de Embriología de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de Cuyo)

Argumentos desde lo Jurídico


María Angélica Gelli (Abogada, Universidad de Buenos Aires. Especialista en Sociología Jurídica, Facultad de Derecho, UBA)

No voy a entrar en el tema de los intereses extranjeros y el gran negocio que hay detrás, pero pueden googlear “Planned Parenthood”, sus denuncias, y cómo financia a las organizaciones que militan por el aborto legal en nuestro país.
Desde lo político y lo filosófico, ya he argumentado en otros escritos que pueden leer en el siguiente enlace: ABORTO: aportes para el DEBATE...

Por todo lo dicho, nos pido a todas y todas que #CuidemosLasDosVidas ya que #ValeTodaVida

No hay comentarios: