jueves, 1 de septiembre de 2016

Solidaridad con el Pueblo de Brasil, desde la Patria Grande

Desde Parresía nos solidarizamos con el Pueblo de Brasil, y condenamos fuertemente el golpe que destituyó a la presidenta Dilma Rousseff del Partido de los Trabajadores (PT).

Nosotros nunca vamos a avalar la corrupción, en ninguna de sus formas, pero sabemos que detrás de todo esto hay otros intereses. ¿Quién puede creer que se busca combatir la corrupción cuando se conoce el prontuario de los senadores que fingen indignarse, de Temer y la banda de sus ministros?. No nos dejemos engañar. Es el complejo militar-industrial que a través de su poderío económico, mediático, sigue avanzando sobre América Latina.

En esta ocasión, una vez más, hacemos nuestras las palabras del Papa Francisco en la Carta que envió a la Argentina en ocasión del Bicentenario: “Celebramos doscientos años de camino de una Patria que, en sus deseos y ansias de hermandad, se proyecta más allá de los límites del país: hacia la Patria Grande, la que soñaron San Martín y Bolívar. Esta realidad nos une en una familia de horizontes amplios y lealtad de hermanos. Por esa Patria Grande también rezamos hoy en nuestra celebración: que el Señor la cuide, la haga fuerte, más hermana y la defienda de todo tipo de colonizaciones”.
Por eso queremos seguir cantando con Calle 13:
La operación cóndor invadiendo mi nido,
¡Perdono pero nunca olvido!

(Vamos caminando)
Aquí se respira lucha.
(Vamos caminando)
Yo canto porque se escucha.

Aquí estamos de pie
¡Que viva Latinoamérica!
”.

http://somosparresia.blogspot.com.ar/2016/09/solidaridad-con-el-pueblo-de-brasil.html

lunes, 1 de agosto de 2016

#Laudatismo: 12 puntos centrales de Laudato Si


Laudato Si, la encíclica del Papa Francisco, es uno de esos textos que puede marcar una época. Es un escrito brillante, pensado, meditado, con equilibrio y astucia. A su vez, no deja de realizar un duro diagnóstico sobre la situación actual, sin perder de vista que el objetivo es transformarla. Por esa razón los invito a leerla completa.
Mientras, les dejo una síntesis con 12 puntos clave de lectura. Como siempre, elegir es renunciar. Hay otros temas y hay, obviamente, frases de impacto mucho mejor construidas o asuntos que no aparecen detallados pero serán parte de futuros escritos.

Laudato Si. Sobre el Cuidado de la Casa Común.

1) Un verdadero planteo ecológico se convierte siempre en un planteo social, que debe integrar la justicia en las discusiones sobre el ambiente, para escuchar tanto el clamor de la tierra como el clamor de los pobres.
2) Una ecología integral: ambiental, cultural, económica y social.
3) Una crítica al paradigma eficientista de la tecnocracia, al principio de maximización de la ganancia, a la cultura del descarte, al individualismo, el mito del progreso indefinido, la competencia, el consumismo, el mercado sin reglas, la teoría del derrame, el culto a las finanzas, al Poder Real.
4) Un llamado a crear una ciudadanía ecológica que viva una verdadera cultura del cuidado de nuestra Casa Común y entre nosotros que vivimos fraternalmente en ella.
5) Tomar conciencia que el ser humano también es una criatura de este mundo, que tiene derecho a vivir y a ser feliz, y que además tiene una dignidad especialísima.
6) Volver a sentir que nos necesitamos unos a otros, que tenemos una responsabilidad por los demás y por el mundo, que vale la pena ser buenos y honestos.
7) La tierra es esencialmente una herencia común, cuyos frutos deben beneficiar a todos. El principio de la subordinación de la propiedad privada al destino universal de los bienes dice que toda propiedad privada grava siempre una hipoteca social.
8) Muchas cosas tienen que reorientar su rumbo, pero ante todo la humanidad necesita cambiar. Hace falta la conciencia de un origen común, de una pertenencia mutua y de un futuro compartido por todos. Esta conciencia básica permitiría el desarrollo de nuevas convicciones, actitudes y formas de vida. Se destaca así un gran desafío cultural, espiritual y educativo que supondrá largos procesos de regeneración.
9) El amor a la sociedad y el compromiso por el bien común son una forma excelente de la caridad, que no sólo afecta a las relaciones entre los individuos, sino a las macro-relaciones, como las relaciones sociales, económicas y políticas.
10) Hace falta construir liderazgos que marquen caminos, buscando atender las necesidades de las generaciones actuales incluyendo a todos, sin perjudicar a las generaciones futuras.
11) Una invitación urgente a un nuevo diálogo sobre el modo como estamos construyendo el futuro del planeta. Necesitamos una conversación que nos una a todos, porque el desafío ambiental que vivimos, y sus raíces humanas, nos interesan y nos impactan a todos. Vivir la cultura del encuentro.
12) El desafío urgente de proteger nuestra Casa Común incluye la preocupación de unir a toda la familia humana en la búsqueda de un desarrollo sostenible e integral, pues sabemos que las cosas pueden cambiar.

miércoles, 15 de junio de 2016

He votado corruptos…



He votado corruptos. Varias veces. De diferentes partidos políticos. También es cierto que en otras ocasiones he intentado votar personas honestas…

Existe una tensión al momento de sufragar entre la ética del candidato y la ideología del espacio político. No soy de los que separan tan fácilmente la conducta individual de la construcción colectiva. Creo que la corrupción también es un hecho político. Pero, me apresuro a aclarar, también creo que no es el único. Quiero políticos honestos y, a la vez, que gobiernen buscando, construyendo el bien común.

Hoy se instala mediáticamente, con más fuerza, la corrupción kirchnerista. Y no voy a esquivar el bulto. ¿Hubo corrupción en el kirchnerismo?. Desde luego. ¿Los voté?. Sí. ¿Milité activamente en el espacio?. Sí, y especialmente durante estos últimos años. Hasta tuve el honor de trabajar para el Poder Ejecutivo cuando Cristina era presidenta, y para el Bloque del Frente para la Victoria en la Cámara de Diputados. ¿Eso me hace corrupto?. De ninguna manera… Es más, nunca dejé de denunciar la corrupción, ni siquiera cuando trabajaba en el gobierno.

(Y antes de seguir,  una breve y obvia aclaración: hay corrupción en todos lados. No nos olvidemos de jueces, empresarios, periodistas, y gente de a pie...)

He votado corruptos. En mi primera elección, a los 19, voté en blanco para presidente porque ningún candidato me convencía (De la Rúa, Duhalde, Cavallo…). Nunca más volví a hacerlo porque, si bien respeto a los que deciden hacerlo, creo que es mejor elegir uno entre las opciones que hay a que otros elijan por mí. Aunque me equivoque.

En el 2003 voté a Néstor Kirchner, porque no quería una segunda vuelta neoliberal entre Menem y López Murphy. Pesó lo ideológico. Siempre me sedujo el, por así llamarlo, “peronismo de centroizquierda”. Quiero Justicia Social, Independencia Económica y Soberanía Política. Pero luego, por más de 8 años, no volví a votar al kirchnerismo. En ninguna elección. Sé que algunos, de un lado y del otro, se sorprenderán por este dato…

En el 2007, en mi etapa más anti-K, voté a Carrió presidente y Macri jefe de gobierno. Sí, un anticipo de Cambiemos. Por eso creo entender lo que pasó el año pasado. Porque estuve ahí. Es decir, como ya dije, he votado corruptos… Y también me he arrepentido de mi voto.

En el 2008, desencantado con las opciones electorales existentes, y junto con un grupo de amigos, decidimos dar un paso más en nuestro compromiso político y nos metimos de lleno en un partido político. Un año después éramos candidatos. Y nos votamos a nosotros mismos. ¿Convencidos?. Sí por nosotros. Pero les juro que también estábamos convencidos que en esa misma lista se habían filtrado corruptos. Y, así y todo, quizás era la boleta con menos corruptos…

A lo largo de mi vida he votado, siempre en el marco de algunas coincidencias programáticas, políticas, candidatos que me parecían honestos (y seguramente muchos de ellos lo son). Me pasó con Gustavo Béliz, Jorge Srur, el Juez Cruciani, y algunos menos conocidos de la izquierda. No acordaba con todas sus propuestas (¿acaso eso es posible?), pero claramente que la virtud de la honestidad sumaba. También sé que no alcanza. Es condición necesaria pero no suficiente.

¿Y qué hacer cuando no hay candidatos honestos que, además, me representen políticamente?. Involucrarse. Meterse. Comprometerse. Participar. Es cierto que no es fácil. Es verdad que los que “viven de la política” llevan las de ganar. Pero si seguimos haciendo lo mismo nunca vamos a cambiar nada. Y hablo de cambiar en serio y para mejor… ¿Te animas?. Escribime…





No me agradan muchos de los funcionarios oficialistas, algunos por su formación ideológica y otros porque están justificadamente sospechados de corrupción” (¿Soy kirchnerista?, octubre de 2010)

Ojalá se tomen acciones decididas, valientes, para combatir la corrupción. Me darían más ganas de votarlos, y de militar más activamente esta concreción del proyecto nacional y popular” (¿Se puede votar alkirchnerismo sin ser K?, agosto de 2013)

Repudio la corrupción en todos sus niveles… Hay corrupción. De hecho, hay funcionarios importantes procesados” (Relatos salvajes: crispación,grieta y fin de ciclo, abril de 2015)

Algunos me dicen que se quiere acabar con la corrupción. Puede ser. De hecho (casi) todos estamos en contra de la corrupción. Queremos memoria, verdad y justicia también en este tema. Pero si realmente ese hubiese sido el motor del voto, no estaríamos en este escenario de segunda vuelta entre Scioli y Macri. El Pueblo no quiere corruptos, pero no parece ser el mensaje de las urnas” (Cambiemos para la Victoria, octubre de 2015)

Ojalá que:
-         Hayan votado por menos corrupción y más honestidad
-         Hayan votado por acabar con la impunidad y las mafias
-         Hayan votado por unir realmente a los argentinos
-         Hayan votado pensando en los más pobres
-         Hayan votado pensando en un país mejor para todos
-         Hayan votado pensando en un cambio para mejor…(Ojalá, noviembre de 2015)

Allá por 2005, hace más de 10 años, inauguraba mi blog escribiendo sobre una de las peores tragedias que sacudió a nuestro Pueblo: Cromañón. Y siempre dije que a esos pibes los mató la corrupción. Escribí en esa oportunidad: ¿Por qué sucedió esta tragedia?. Por culpa del hombre. No hay duda. Empresarios inescrupulosos que, por ganar dinero, no cumplen con las medidas de seguridad. Funcionarios que, por coima o inoperancia, no realizan los controles debidos” (Cromañón y el misterio del dolor, enero de 2005). Por esa razón, y pese a estar en algunas ocasiones en el mismo espacio político que yo, nunca voté a Aníbal Ibarra. Porque la corrupción mata


Nosotros somos Parresía, una comunidad de personas cuyo objetivo es colaborar con la construcción de un mundo mejor, sin corrupción, sin mafias, sin esclavos ni excluidos”. Te invitamos a conocernos: Somos Parresía.

miércoles, 18 de mayo de 2016

Decálogo de Ideas Políticas del Papa Francisco



¿Por qué razón el Papa Francisco está siendo atacado desde diferentes funcionarios o figuras del Gobierno Nacional, de Cambiemos, del Macrismo y también desde algunos sectores del periodismo argentino?.
Cuando el Kirchnerismo era gobierno, se acusaba a Jorge Bergoglio, por entonces Cardenal de Buenos Aires, de ser el Jefe de la Oposición.
Ahora, con Macri presidente, con Cambiemos en el poder, se acusa al Papa Francisco de meterse en la política local enfrentando al gobierno.
¿Y si el Papa Francisco, Jorge Bergoglio, tal vez no esté haciendo otra cosa que anunciar un mensaje, con palabras, gestos y hechos, y denunciar todo aquello que va en contra de ese mensaje de amor, de paz, de fraternidad, de esperanza, de justicia?.
Para que cada uno saque sus propias conclusiones les dejo un Decálogo de las Ideas Políticas del Papa Francisco. Es un listado personal basado en las palabras del Pontífice que tienen como destinatario al mundo entero…

1) Revalorizar la Política: “la política es una de las formas más altas de la caridad, porque busca el bien común”.
2) Participar en Política es responsabilidad de todos: “la participación en la vida política es una obligación moral”.
3) Buscar, Construir el Bien Común: “están llamados a defender y custodiar la dignidad de sus conciudadanos en la búsqueda constante y exigente del bien común, pues éste es el principal desvelo de la política”. Les pido a quienes tienen responsabilidad política de no olvidar dos cosas: la dignidad humana y el bien común”.
4) Cultura del Encuentro. Tender Puentes: “Es un trabajo lento y arduo que exige querer integrarse y aprender a hacerlo hasta desarrollar una cultura del encuentro en una pluriforme armonía”.
5) Poder como Servicio al Pueblo: Nunca olvidemos que el verdadero poder es el servicio”.
6) Tierra, Techo y Trabajo para todos: “luchar contra las causas estructurales de la pobreza, la desigualdad, la falta de trabajo, la tierra y la vivienda, la negación de los derechos sociales y laborales”.
7) Más Estado, menos Mercado. Inclusión sí, Exclusión no: “Mientras las ganancias de unos pocos crecen exponencialmente, las de la mayoría se quedan cada vez más lejos del bienestar de esa minoría feliz. Este desequilibrio proviene de ideologías que defienden la autonomía absoluta de los mercados y la especulación financiera. De ahí que nieguen el derecho de control de los Estados, encargados de velar por el bien común”. "Hay dos caminos en la vida, el de la exclusión y el de la inclusión”.
8) Privilegiando a los más vulnerables. Mirando desde la periferia: “No dejemos entrar en nuestro corazón la cultura del descarte, porque somos hermanos. No hay que descartar a nadie... La medida de la grandeza de una sociedad está determinada por la forma en que trata a quien está más necesitado, a quien no tiene más que su pobreza”. El principio de la subordinación de la propiedad privada al destino universal de los bienes y, por tanto, el derecho universal a su uso es una «regla de oro» del comportamiento social y el «primer principio de todo el ordenamiento ético-social»
9) Honestidad y Coraje; no a la corrupción y las mafias: “La corrupción es como la gangrena del pueblo”. “La escandalosa concentración de la riqueza global es posible por la connivencia de responsables del ámbito público con los poderes fuertes. La corrupción es ella misma también un proceso de muerte: cuando la vida muere, hay corrupción”. “Los mafiosos no están en comunión con Dios”. “Vale la pena ser buenos y honestos”
10) Coherencia y Testimonio: Lo que el Papa dice, hace. Son valiosos sus discursos, pero también sus gestos. Vive lo que anuncia. Y denuncia lo que considera que está mal. Es tan importante lo que dice, como dónde lo dice, a quiénes se los dice y cómo lo dice. Y, fundamentalmente, cómo lo vive.

domingo, 24 de abril de 2016

Hablemos de consumo y de cuidado...



Cinco muertos. Otros tantos internados. Pasó Time Warp, la Fiesta Electrónica de Costa Salguero, y se instaló en los medios durante una semana con más fuerza que los Panamá Papers y la Ruta del Dinero K. Y nos cansamos de escuchar sobre Éxtasis y Superman, y saturamos con interminables debates sobre el rol de la música y la legislación vigente.
Muchos comunicadores, ingenuamente o con mala intención, intentaron centrar el debate en “la droga” y los adolescentes/jóvenes. Tengo presente el texto de Alfredo Leuco donde afirma que la droga mata a los jóvenes, los esclaviza, les quema la cabeza… Sobre estas apreciaciones, cuatro comentarios:
-       Hay que cuestionar ese concepto de droga. El mate, el café, el alcohol, el tabaco, los medicamentos también son drogas y muchas veces no son considerados al expresarse de esa manera. De hecho, Leuco titula su artículo diciendo que “no hay droga buena” cuando suele cerrar el programa que tiene en TN tomando un fernet con su hijo. La droga mata, la droga cura o ninguna de las dos cosas. Hay drogas legales e ilegales, lo que incluso ha ido cambiando con el tiempo
-      Es un error hacer de la sustancia el sujeto de la situación. Se demoniza a “la droga” y se le da una entidad casi mágica, un poder, que en sí no tiene. Esto coloca al sujeto en un lugar pasivo y casi irresponsable ante lo que sucede. Y obtura las preguntas, por ejemplo: ¿por qué alguien, un sujeto, consume una sustancia?.
-         Pareciera que busca prevenir a través del miedo, implantando el temor. Si bien no hay que descartar la prevención específica, y tener información suele ser mejor que no tenerla, el éxito de esta estrategia es discutible. ¿Cuánta gente fuma tabaco pese a saber que puede causar cáncer de pulmón?. Y algo más: si decimos “la droga mata” y el consumidor conoce gente que se droga y no se muere, pierde fuerza nuestro mensaje. Y si mentimos o exageramos en este apartado, ¿por qué creernos en otras cosas que digamos?
-         Por último, pareciera que solo consumen sustancias psicoactivas los adolescentes y jóvenes. Esa es la percepción social generada, ¿reproducida?, instalada desde los medios. Pero sabemos que en Costa Salguero había personas de 50 años, tanto como que hay padres que se fuman un porro con sus hijos, o muchos adultos que consumen psicofármacos (con o sin prescripción médica).

 
 
Cuando irrumpen estos temas en la opinión pública, sea por la razón que fuese, me gusta escuchar qué tienen para decir los pibes. Siempre recuerdo ese fragmento del documental “Bowling for Columbine”, cuando Michael Moore va a entrevistar a Marilyn Manson, a quien se lo consideraba responsable de la masacre porque los alumnos que dispararon escuchaban su música. Se dio el siguiente diálogo:
Michael Moore: "Si pudieras hablar directamente con los chicos del Columbine o de esa comunidad… ¿Qué les dirías si estuvieran aquí?"
Marilyn Manson: "No les diría una sola palabra, escucharía lo que ellos tiene que decir, que eso es lo que no ha hecho nadie"
            Los pibes están muy enojados con lo sucedido y el tratamiento mediático. Un número significativo considera que es total responsabilidad de los que murieron ya que sabían los riesgos de lo que hacían. Otros dicen que hay mucho caretaje, ya que esto no es nuevo y recién aparece como tema que le preocupa al mundo adulto. Y algunos se indignan porque solo se habla de estas muertes y estas drogas, cuando es un problema diario con el que ellos conviven en el barrio, en la plaza, en la esquina, en la escuela. Y más allá de poder poner en cuestión estas miradas, tenemos que asumir que son sus miradas. La vida se recibe como viene, y a partir de ahí tenemos que trabajar.
            Por eso es importante hacer algunas aclaraciones. En vez de hablar de “drogas” o “adicciones”, sería bueno que hagamos referencia al “consumo problemático de sustancias”. Hay uso, abuso y dependencia (siendo la adicción solo este tercer momento), pudiendo convertirse en consumo problemático en cualquiera de los tres casos (tomar dos vasos de vino y salir a manejar puede ser un uso problemático de sustancias). Porque el consumo es problemático cuando se ve afectada al menos un área vital de la persona como puede ser su trabajo, su vida social, su pareja, la escuela, la familia, sus amigos o su relación con la comunidad en general. Y eso es lo que nos tiene que preocupar: cuando el consumo se convierte, o se puede convertir, en problemático.
            Estamos ante un fenómeno multicausal y pluridimensional, tanto en su conformación como en sus manifestaciones. Este entramado obliga a hacer lecturas complejas y pensar la prevención desde estrategias de abordajes integrales, creativos y particulares a cada situación. Hablar de “delincuentes” o “criminales”, o de “enfermos”, o de “víctimas del sistema social”, es simplificar y responde a modelos perimidos.
Hoy se promueve un Modelo Multidimensional de abordaje que considera el consumo como un proceso en el que interjuegan la sustancia (elemento material), los procesos individuales del sujeto (su posición en relación con la sustancia) y la organización social en que se produce el vínculo de los dos elementos anteriores, incluyendo las dimensiones política y cultural. Se analizan los factores de riesgo y de protección como condicionantes que pueden, aunque no necesariamente, incidir en el consumo. La prevención no es una “lucha contra”, ni un “sacarlos de la calle, de la esquina”, sino que se buscan promover espacios creativos, generar oportunidades de proyectarse, de soñar. Se lo plantea por la afirmativa.

            Vivimos en una sociedad consumista que nos impone el consumo como solución a todo. ¿Te sentís vacío?. Comprate ropa. ¿Estás aburrido?. Usá el celular o la PlayStation. ¿Te sentís sin fuerzas? Tomá Yogurísimo. ¿Estás deprimido o no podés dormir?. Tomate esta pastillita. El Mercado siempre nos ofrece algo para consumir y que tape nuestra angustia, algo que parezca resolver nuestro conflicto. Nos generan insatisfacción para consumir, y alguien siempre gana. Por eso detrás de Costa Salguero, pero también detrás del narcotráfico en general, o del consumo de paco, o de lo que sea, hay intereses políticos y económicos, hay personas que se ven beneficiadas, que siempre ganan y nunca pierden.
Antes, drogarse estaba asociado con aquellos que se rebelaban contra el sistema (o al menos uno de tantos sectores anti-sistema), más allá de nuestro juicio moral. Hoy, ser un consumidor de sustancias parece ser una necesidad para adaptarse al sistema o, al menos, es una de las tantas maneras de ser funcional al sistema.
            Frente a esto, o en medio de todo esto, necesitamos volver a pensar y repensar en políticas de cuidado: cuidarme, cuidar al otro, cuidarnos entre todos.


 Y en este marco, en clave de seguir pensando juntos, de seguir compartiendo perplejidades, les comparto otro texto que escribí sobre el tema: “Prevención del Consumo Problemático de Sustancias en la Escuela Secundaria”.

sábado, 19 de marzo de 2016

#CienDíasDeMacri



Muchos votantes de Macri, ante cada crítica que se le hacía a sus medidas, te decían “hay que darle tiempo”. Si bien no compartía el argumento, lo cierto es que hoy voy a escribir mi primer artículo sobre la presidencia de Macri. Y ya pasaron 100 días, tiempo prudencial para hacer un balance
De entrada aclaro que quiero lo mejor para nuestro país, para nuestro Pueblo. Y lo dejé bien explicitado el mismo día del triunfo de Cambiemos en el balotaje. Plasmé mis expresiones de deseo en un simbólico “Ojalá”…
También quisiera despejar, en la medida de lo posible, todo lo referido al gobierno anterior, la herencia, etc. El primer día de este nuevo gobierno compartía mi análisis de los 12 años anteriores al hablar de las “Luces y Sombras del Kirchnerismo”…

Si bien no hay hechos sino interpretaciones, intentaré un listado de medidas tomadas en estos poco más de tres meses para poder visualizar, antes de analizarlo, el rumbo tomado por el Poder Ejecutivo actual:

-         Nombramientos de varios CEOs en distintos puestos de gobierno
-         Nombramientos de varios familiares de funcionarios en el gobierno
-         Quita de retenciones a sectores concentrados de la economía
-         Baja de impuestos a productos de lujo
-         DNUs varios, incluyendo nombrar 2 jueces de la Corte Suprema
-         Intervención del Afsca
-         Detención ilegal de Milagro Sala
-         Fuga y papelón con los condenados por el Triple Crimen
-         Compra de dirigentes opositores y votos en el congreso
-         Extorsión a gobernadores opositores
-         Cambios en la coparticipación, beneficiando a jurisdicciones de Cambiemos
-         Avanzan causas de corrupción contra el kichnerismo, pero no contra el PRO
-         Viaje de Macri y Massa a Davos
-         No se dice nada sobre Malvinas
-         Algunos funcionarios hablan del número de desparecidos
-         Paritarias con techo
-         Modificación al Impuesto a las Ganancias que perjudica a los trabajadores
-         Otro papelón por el triple crimen: Pérez Corradi
-         Reincorporan y vuelven a despedir a Bevacqua en el INDEC
-         El INDEC no anuncia los índices de precios, inflación, desempleo, pobreza, etc.
-         Liberan el “cepo al dólar”. Arranca en 13, pero llega a 16.
-         Michetti ingresa al país con una valija de joyas, violando la ley nacional
-         Nicky Caputo sigue haciendo negocios con Macri
-         Angelici opera en la justicia para Macri, y hasta su socia Carrió lo denuncia
-         Persecución política a empleados estatales y medios críticos
-         Nombran a Laura Alonso y la hermana de Máxima, sin cumplir las condiciones del puesto
-         No revelan el secreto del acuerdo con Chevrón que antes exigían revelar
-         Allanan dos veces un canal de televisión que critica al gobierno
-         Amenaza al Pueblo: “hacen lo que quiero o hay ajuste e hiperinflación”
-         Viene el presidente de EEUU a la Argentina para el 24/3
-         Blindaje mediático
-         Represión
-         Despidos en el sector estatal, y efecto espejo en el privado. Miles y miles…
-         Tarifazo. Quita de subsidios y, además, aumento del precio
-         Inflación. Aumento descontrolado de precios
-         Pago a los Fondos Buitre
-         Endeudamiento
-         Aumento de la pobreza e indigencia

Algunos pensaban que había una “campaña del miedo”.
Otros sabíamos que, lamentablemente, se podía venir un gobierno así.
Lo avisé en una “Carta a los indecisos”.
Muchos lo avisaron. Pero muchos, parece que más, no quisieron o no pudieron escuchar.
Ya pasaron 100 días. El tiempo ayuda a cicatrizar algunas heridas superficiales pero también hace que, sin tomas las medidas adecuadas, se infecte gravemente.
Fueron 100 días de transferencia de recursos de las clases populares a los sectores más ricos.
Ni una medida a favor del Pueblo.
Es tiempo de despertar. De mandar un mensaje. Movilizarse. Y volver a las urnas en poco más de un año…


Para seguir leyendo, viendo…


viernes, 11 de diciembre de 2015

Luces y Sombras del Kirchnerismo



Fin de Ciclo. Nuevo Gobierno.
Considero que es un momento oportuno para hacer un balance de estos 12 años de kirchnerismo en el gobierno.
Pero no voy a escribir algo nuevo, sino que voy a compartir un compilado de algunos textos que fue publicando a lo largo de estos últimos años.
Estoy convencido que la percepción popular cambió. Y leer lo mismo, hoy, tal vez sea leer otra cosa.
Por mi parte, no me parece mal que alguien cambie su opinión siempre y cuando sea convencido. Pero en este caso puedo suscribir cada una de las palabras dichas en su momento. Insisto: no creo que la coherencia tenga que ver con la cerrazón y fijarse en una postura toda la vida. Sí reconozco en mí algunos valores y principios que siempre puse en práctica. Pero también he cambiado, y puedo seguir haciéndolo, en opciones coyunturales. Sin embargo, mis valoraciones y mis críticas al kirchnerismo siguen siendo prácticamente las mismas de siempre…

Sin más preámbulo, comparto los textos.

Hace más de 5 años, escribía:


En el 2013 escribí dos artículos más:



Y en este 2015…



Podrán compartir mis ideas o no. Pero jamás podrán decir, al menos con sustento, que le falté el respeto a alguien por pensar diferente. Sí fui, soy y seré pasional en mis argumentaciones. Podré excederme, pero también he sabido pedir perdón.

Y ahora, que ya no están Néstor ni Cristina en el Gobierno, y asumió Macri, sólo me quede desear que Ojalá…