viernes, 21 de abril de 2017

Jean-Luc Mélenchon

Este domingo 23 de abril hay elecciones presidenciales en Francia. Y en un contexto de Brexit y Trump, de debates en torno a los populismos, los partidos antisistema, lidera las encuestas la candidata xenófoba de ultraderecha Marine LePen.
Pero en un escenario que casi seguro nos llevará un ballotage el 7 de mayo, viene creciendo J. L. Mélenchon y tiene muchas chances de ingresar en esa compulsa. Pero, ¿quién es J. L. Mélenchon?.
Clarín lo define como “el candidato que admira a Hugo Chávez y Cristina Kirchner”. Dice que “es producto de la “muerte” del Partido Socialista francés” y “su inspiración es el argentino Ernesto Laclau”. También lo nombre como “rebelde enojado de la izquierda de la izquierda, para ahora representar “al pueblo”” (sí, con comillas en el original). También lo etiqueta en un “neopopulismo post Trump”. Y así podría seguir con citas muy divertidas (aunque escritas en serio).
Para La Nación es “la ultraizquierda”, y hace un esfuerzo por convencer a sus lectores de que nada bueno puede pasar si realmente llega a ganar.
Página 12 dice que “inspirado en la fuerza de base de Podemos y en el populismo latinoamericano, LFI (La Francia Insumisa, su espacio) se convirtió en el movimiento ciudadano francés, cuyo objetivo más ambicioso es una reforma política profunda para instaurar la 6ª República. Su directora de comunicación, Sophia Chikirou, estudió de cerca la campaña del demócrata Bernie Sanders y trabajó junto al equipo de Rafael Correa”.
Y para tener una mirada más, diferente, podemos citar a La Izquierda Diario que lo llama “el candidato reformista de la “revolución ciudadana””. Lo que para La Nación es ultraizquierda, para este medio es un neorreformismo moderado.
Recorriendo la prensa internacional, el diario El País afirma lo siguiente: "El candidato insumiso no esconde sus fuentes de inspiración política: movimientos políticos latinoamericanos como la ‘revolución ciudadana’ de Rafael Correa en Ecuador, el demócrata estadounidense Bernie Sanders y Podemos".
Populismo. Izquierda. Antisistema. Laclau. Podemos. Syriza. Bernie Sanders. Rafael Correa. Hugo Chávez. Cristina Kirchner. Parece que por ahí anda la cosa… Lo que Jorge Fernández Díaz, editorialista estrella de La Nación, llamaría "kirchnerismo francés" o "europeronismo". Indudablemente habrá que estar atentos a lo que sucede en Francia.

jueves, 20 de abril de 2017

Venezuela

Paz para Venezuela. Paz y Justicia para el Pueblo Venezolano.
Es muy difícil la situación que se vive en nuestro país hermano.
Pero, ¿qué es lo que pasa en Venezuela?. No es tan fácil de saber. ¿Cómo nos informamos?. Recorriendo canales de noticias solo se ven imágenes enviadas por opositores al gobierno, así como entrevistas a sus principales dirigentes. A veces mechan con algún venezolano que se vino a nuestro país hace 10 años "huyendo del chavismo". Del otro lado tenemos a TeleSUR que, bien sabemos, defiende los intereses del gobierno bolivariano (¿será por eso que el macrismo eliminó la señal de TDA, tal como ya había hecho Cablevisión en su paquete básico?. ¿En nombre de la libertad de prensa y de expresión?). ¿Cómo saber qué pasa realmente?. Y, más aún, ¿por qué pasa lo que pasa?.
No soy de los que defienden ingenuamente al gobierno de Maduro. Pero mucho menos de quienes lo atacan ingenuamente. Está claro que Maduro no es Chavez. Tampoco es Néstor o Cristina. Ni Lula, Dilma, Lugo, Evo o Correa. Ni Fidel, ni Ortega, ni el Pepe Mujica. Pero también sabemos que no es Leopoldo López ni Henrique Capriles. Y no son detalles menores.
Duele que haya personas que no pueden conseguir medicamentos o alimentos. (¿Es todo responsabilidad del gobierno o también hay un boicot de parte de importantes grupos de poder, nacionales e internacionales?). Pero también dolía el 50% de pobres que había en 1999 cuando asumió Chavez, aunque los que hoy se indignan parecían indiferentes. Quizás nadie les decía que tenían que indignarse. Y tal vez son los mismos que reclaman y celebran la represión a manifestantes que tiran piedras con la cara tapada cuando es en su país, pero lo repudian cuando sucede en Venezuela. ¿Y la coherencia?.
¿Qué pasa en Venezuela?. Chavez primero, y Maduro mucho más después, cometieron errores. No hay duda. Pero, al igual que lo sucedido con otros gobiernos populares de la Patria Grande en estos tiempos, el caos no se provoca por sus errores, aunque den letra a la oposición (política, mediática, etc.), sino que es provocado por aquellos que fueron afectados por sus aciertos. ¿¡¿Cómo?!?. Pepe Robles lo explica mejor en "Doce años de aciertos y errores. ¿Qué sigue?". Para entender el presente artículo es indispensable linkear con este escrito. Por lo tanto, presione aquí (insisto).
Y para no extenderme mucho más quisiera traer a colación un escrito de Isabel Rauber titulado "Construir otra geometría del poder". Comienza diciendo: "Las contradicciones, crisis, amenazas y situaciones crecientes de reversibilidad de los procesos democráticos populares en Latinoamérica colocan nuevamente en el centro de las reflexiones una interrogante histórica: ¿Es posible transformar-superar la sociedad capitalista desde adentro, o es necesaria una ruptura drástica mediante la toma del poder?". A lo largo de todo el texto hay pistas, propuestas, para pensar lo que sucede en Venezuela, y más allá.

Paz para Venezuela. Paz y Justicia para el Pueblo Venezolano.
Es muy difícil la situación que se vive en nuestro país hermano.
Pareciera que estamos al borde de una guerra civil. La discusión ideológica, la batalla cultural, hay que darla. Más temprano que tarde. La venimos dando y hay que seguirla. Pero primero están las personas y la situación parece insostenible. A su vez, es de lamentar que un gobierno popular termine arrinconado por intereses foráneos, imperialistas, neoliberales, de derecha, del Poder Real, que buscan castigar y disciplinar los incipientes procesos revolucionarios de América Latina (y, ya que estamos, quedarse con la mayor reserva de petróleo del mundo).

Parece que Maduro está dispuesto a una salida en paz. Ojalá sea sincero en sus expresiones cuando convoca al diálogo a la oposición y promete llamar a elecciones a la brevedad. Como dijo el Papa Francisco en su mensaje navideño, hace pocos meses: "Pedimos concordia para el querido pueblo colombiano, que desea cumplir un nuevo y valiente camino de diálogo y de reconciliación. Dicha valentía anime también la amada Venezuela para dar los pasos necesarios con vistas a poner fin a las tensiones actuales y a edificar conjuntamente un futuro de esperanza para la población entera".


Para seguir leyendo:

Venezuela - El blog de Abel

martes, 18 de abril de 2017

¿Cómo nos informamos?

Hoy a la mañana estaba esperando el subte para ir al trabajo y, como suelo hacer, me puse a relojear las tapas de los diarios. Estaban exhibidos Clarín y Página 12.
Lo primero que me llamó la atención es la gran disparidad de temas. Había noticias que para un diario ameritaban ir en tapa, con foto, con tipografía grande, y para el otro no. Y viceversa.
También había coincidencias en algunos temas que aparecían en tapa, pero con diferentes lugares, tamaños y enfoques.
"La realidad se puede tapar o se puede hacer tapa", decía la publicidad de uno de esos diarios hace no mucho. ¿Ven realidades diferentes?. ¿Ven diferente la misma realidad?. ¿O solamente muestran la realidad de manera diferente?. ¿Por qué?. Y dando un paso más, ¿cuál es la realidad?. ¿Podemos acceder a algo llamado "la" realidad?. ¿O se construye?. ¿O la construimos?. ¿Cómo?. ¿En base a qué?. Y en el caso de que vean diferente la realidad o decidan mostrar diferentes realidades o fragmentos de realidad... ¿por qué sucede así?. ¿Es por una postura ideológica?. ¿Es por intereses inconfesables?. ¿Es por todo eso?.
Todos nos damos cuenta que no es lo mismo hablar del conflicto en el INCAA que poner un título tal como "protesta de presos para que no limiten las salidas transitorias". Todos sabemos que no es lo mismo hablar de los Panamá Papers que criticar a la intendenta de la Matanza (que viene sonando como posible candidata).
Todos nos damos cuenta que no es lo mismo hablar del conflicto docente con palabras tales como "gremios", "carpa", "elecciones" y "Baradel", que titular "la propuesta de Vidal no conformó a los maestros". Todos sabemos que no es lo mismo hablar de "neofascismos liberales"que darle lugar a Maduro y "la crisis en Venezuela".
Nótese que hablamos solo de dos diarios, pero puede hacerse este ejercicio con todas las tapas (y noticias).
Nótese que no estamos tomando partido, más allá de que nos sintamos más cerca de un posicionamiento que de otro.
Solo queremos llamar la atención sobre el siguiente punto: no es lo mismo informarse leyendo un diario que otro. El que lee Página 12 se informa de algunas cosas más que de otras, y lo hace desde una mirada. El que lee Clarín se informa de algunas cosas más que de otras, y lo hace desde una mirada. El que lee La Nación... Y así. ¿Por qué uno leería un diario y no otro?. 
Personalmente me tomo el trabajo de hacer un recorrido virtual por la mayor cantidad de diarios posible. Y este análisis simple, breve, de dos tapas, puede extenderse a todos los diarios y a casi todos los temas. Pero bien sabemos que no todos hacen eso. ¿No es acaso peligroso informarse solamente por un diario?.
También hay mucha gente que se informa por radio y televisión. Cualquier lector inteligente sabrá que Canal 13, TN y Radio Mitre, entre otros medios, repiten la línea editorial del Diario Clarín (pertenecen al mismo Grupo Económico). A veces son los mismos nombres que escriben en el diario, tienen programa radial y televisivo, o hacen de columnistas.
Una gran pregunta que tenemos que hacernos es: ¿a cuánta gente llega la línea editorial de Clarín y a cuánta gente llega la línea editorial de Página 12?. Hablamos de cantidad de ejemplares vendidos. Pero también de cuánto y cómo se lee, se repite, se toma esa información por válida, desde esa interpretación, en radio y televisión.
Arturo Jauretche decía, y le gusta repetirlo a Rafael Correa, que la llamada libertad de prensa termina encubriendo a la libertad de empresa. Y en tiempos de posverdad estamos frente a una batalla de narrativas. Como suele decir J. P. Feinmann: "el Poder tiene el poder de imponer su verdad". Para que los sigamos pensando...

Para seguir leyendo:

¿Medios de Comunicación o Comunicando Miedos?

miércoles, 5 de abril de 2017

No quiero hacer paro...

No quiero hacer paro...

No quiero hacer paro. Quiero poder ir a trabajar en paz. Tenemos que construir un país mejor todos juntos. Y somos muchos los que queremos hacerlo.

No quiero hacer paro. Y quisiera poder ir a trabajar sin que me amenacen o extorsionen para no ir. Aunque tampoco me gustaría que me obliguen a no ejercer el derecho constitucional a huelga, algo que también sucede en el sector público y privado.

No quiero hacer paro. Es cierto que tengo la suerte de poder trabajar de algo que me gusta. Pero aunque así no lo fuese, hay algo del sentido de responsabilidad y del valor del esfuerzo que igualmente nos llevar a querer trabajar.

No quiero hacer paro. También es cierto que tengo trabajo, lo que no es poco en un contexto de aumento del desempleo. Hay muchísimas personas a las que les gustaría no hacer paro pero no pueden elegir porque están en un paro forzoso. Están desocupados.

No quiero hacer paro. Pero tampoco quiero que sigan distrayéndonos con la corrupción del gobierno anterior, mientras hay un blindaje mediático frente a la corrupción actual. Hubo corrupción antes y la hay ahora. Y todos los corruptos deben ser juzgados y condenados, sean políticos, sindicalistas o empresarios, y más allá de las ideologías de cada uno.

No quiero hacer paro. Pero reconozco que es un derecho constitucional. Y así como nunca paré en mi vida, y he discutido las razones de paros anteriores, nunca estuve, estoy ni estaré en contra del ejercicio de un derecho justo y legítimo.

No quiero hacer paro. Pero me parece cínico y perverso que el Presidente de la Nación acuse a los que hacen paro de golpistas o que salga a quejarse de toda la plata que se pierde. Me parece cínico y perverso porque hace apenas unos años apoyaba el paro general de la CGT siendo oposición política.

No quiero hacer paro. Pero me indigna ver los sueldos que cobraron Macri, Vidal, Carrió, entre tantos otros, cuando estuvieron en el Poder Legislativo y el elevado ausentismo sin descuento en sus respectivos trabajos.

No quiero hacer paro. Soy docente. Creo en la educación. Quiero a todos los pibes en la escuela. Pero también quiero que el Gobierno Nacional cumpla las Leyes Nacionales (art. 10 de la Ley 26.075 y art. 67 de la Ley 26.206). Y también quiero un salario digno para todos los trabajadores.

No quiero hacer paro. Pero todas las políticas de este gobierno llevan a la destrucción de la industria nacional y el cierre de las PyMEs debido, entre otras causas, a la apertura indiscriminada de importaciones, el tarifazo, la inflación, la pérdida del poder adquisitivo y la caída del consumo interno. Y el círculo vicioso siempre incluye pobreza, hambre y desocupación.

No quiero hacer paro. Pero este gobierno insiste con su monólogo disfrazado de diálogo. No escucha. No ve la realidad. Castiga al que piensa diferente, aunque diga lo contrario. Extorsiona y chantajea a gobernadores. Compra a legisladores (pseudo)opositores. Presiona a los jueces. Estigmatiza a los docentes. Y denigra a los trabajadores.

No quiero hacer paro. Pero recuerdo que antes había personas indignadas por el cepo al dólar y el impuesto a las ganancias. Se movilizaban y hacían paro. Hoy estamos preocupados por ver si llegamos a fin de mes.

No quiero hacer paro. Pero este gobierno está defraudando a mucha gente que lo votó porque quería un cambio para mejor. Pobreza Cero y Unir a los Argentinos son algunas de las mentiras que dijo en campaña. Ojalá fuésemos en ese camino. Pero no.

No quiero hacer paro. Pero tampoco quiero que siga aumentando la desocupación, la pobreza, el hambre, el endeudamiento, la represión. Y este gobierno ha demostrado que tiene un plan sistemático para llevar al Pueblo argentino a la miseria. No quiero eso.

No quiero hacer paro. Pero estamos cada vez peor...

No quiero hacer paro. Pero, siendo que no veo otra alternativa, este jueves #6A voy a adherirme al #ParoGeneral.

martes, 4 de abril de 2017

El clasemediero urbano...

El clasemediero urbano...

Celebraba una movilización contra el cepo al dólar.
Se queja por una movilización reclamando el derecho a un salario digno.

Celebraba un paro contra el impuesto a las ganancias.
Se queja por un paro reclamando poder llegar a fin de mes, tener trabajo y comer todos los días.

Celebra la independencia del Poder Judicial cuando el fallo les gusta.
Critica la falta de independencia del Poder Judicial cuando el fallo no les gusta.

Defiende el “sinceramiento tarifario”.
Critica la inflación.

Habla de diálogo y respeto.
Quiere echar a los inmigrantes latinoamericanos, matar a los negros, y se violenta por cualquier discusión denigrando al que piensa distinto.

Le molesta que canten “Macri basura, vos sos la dictadura”.
Antes decía “Yegua Kretina Diktadora, morite y andate con Néstor”.

Critica que Leopoldo López esté preso en Venezuela.
Celebra que Milagro Sala esté presa en Argentina.

Defiende que Vidal se vaya de viaje durante las inundaciones.
Criticaba que Scioli se vaya de viaje durante las inundaciones.

Quiere linchar a un pibe que roba un celular.
Celebra el pago inmoral a los fondos buitre.

Nada dice sobre la corrupción de numerosos funcionarios de Cambiemos, incluido el Presidente.
Se quejaba todo el tiempo de la corrupción K.

Se enojaba con oficialismo acrítico de 6-7-8.
Le parece normal que un conductor de TN y columnista de La Nación sea Ministro de Economía (y eso que recién ahora se entera que trabajó en los equipos técnicos de la campaña de Macri mientras se hacía el periodista independiente en los medios).

Critica a Venezuela porque el Poder Judicial interviene el Poder Legislativo quien, meses antes, no acató el fallo del Poder Judicial y avaló a 3 diputados electos con fraude. El Poder Ejecutivo pide que el Poder Judicial de marcha atrás, pero no les importa.
No critica a Paraguay donde el Poder Legislativo sancionó una enmienda para habilitar una nueva reelección del presidente, esa que rechazaban si era para Cristina. Tampoco critican que la policía mate a un militante opositor. Como tampoco criticaron el golpe parlamentario a Lugo.

Critica a Lula y Dilma por corruptos.
No critica a Temer, el ex vice de Dilma que quedó de presidente y también está acusado por corrupción. Lo mismo pasa con la mayoría de sus ministros. Y acaban de condenar por corrupción al diputado impulsor del golpe parlamentario a Dilma. Nada dice al respecto.

Dice que piensa por sí mismo, que es exactamente lo que los medios hegemónicos quieren que piense y diga mientras repite lo que lee, oye y ve acríticamente en esos mismos medios.

Frente al aumento de la pobreza, el hambre, la desocupación, el endeudamiento y la represión, la caída de la industria nacional y el cierre de pymes, solo quiere cantar: “no vuelven más”.
Nosotros respondemos: “vamos a volver” (mejores).

viernes, 10 de marzo de 2017

"Sobre la inmigración y el racismo" por los Curas Villeros

Sobre la inmigración y el racismo
Introducción
En un contexto internacional donde hay un creciente deseo de levantar muros en lugar de tender puentes entre los pueblos, en un escenario local de declaraciones racistas y xenófobas de gran parte del arco político, replicadas hasta el hartazgo por los medios masivos de comunicación, surge un decreto de necesidad y urgencia que endurece las leyes de migración y de ciudadanía, salteando la discusión legislativa, espacio apropiado para el tratamiento de un tema tan delicado.
Los sacerdotes que vivimos en las villas, barriadas y asentamientos de GBA y CABA (Gran Buenos Aires y Ciudad Autónoma de Buenos Aires) estamos muy preocupados por las consecuencias discriminatorias de la medida implementada desde el gobierno nacional, y por su consecuente incentivación del racismo y la xenofobia en nuestro pueblo.
Rechazamos la estigmatización del migrante, identificándolo con el delito, responsabilizándolo del problema de la droga, la inseguridad y de todos los aspectos negativos de la sociedad. El problema no es la inmigración, el problema es el delito.
Advierte el Papa Francisco que “ningún pueblo es criminal o narcotraficante o violento. Se acusa de la violencia a los pobres y a los pueblos pobres pero, sin igualdad de oportunidades, las diversas formas de agresión y de guerra encontrarán un caldo de cultivo que tarde o temprano provocará su explosión”(1).
¿Cómo llamar “igualdad de oportunidades” a una medida que deporta a un extranjero sin condena, por el hecho de ser acusado de resistir a la autoridad, vender en la vía pública, ejercer la prostitución o  ser protagonista de un accidente automovilístico grave? Entendemos que aunque el objetivo de la norma fuera el de dar celeridad a la deportación de narcotraficantes y delincuentes, en la práctica la medida lleva a una persecución de todos los inmigrantes, que ya no podrán ni sonreír delante de un policía por miedo a ser deportados.
¿Cómo hablar de “igualdad de oportunidades” cuando como sociedad escuchamos a diario el llanto de las niñas y niños, hijos de los migrantes, que en las escuelas sufren la discriminación y la violencia cotidiana; cuando vemos el modo en que muchos migrantes son explotados a causa de su situación aceptando trabajos indignos?
Como sacerdotes católicos afirmamos que los posicionamientos discriminatorios son profundamente anticristianos.
Como vecinos de las villas, barriadas y asentamientos en que vivimos somos testigos diarios del sufrimiento causado por la xenofobia y el racismo. Estamos convencidos de que la explotación que a menudo sufren los migrantes es causada por los muros invisibles de la discriminación, que nos separan de ellos como de los otros, insensibilizándonos e instalándonos en la defensa imaginaria de un miedo que sólo se justifica en el prejuicio.
La Dirección Nacional de Política Criminal en Materia de Justicia y Legislación Penal publicó en 2016 el “Sistema Nacional de Estadística sobre ejecución de la Pena” (SNEEP) 2015. En el informe se indica que solo el 6% de los privados de su libertad son extranjeros. Es casi la misma proporción que la de extranjeros en la población general. Es decir, de los casi 2.000.000 de extranjeros que habitan nuestra patria, solo el 0,2 están privados de su libertad. ¿De dónde nace entonces la identificación del inmigrante con el delito? ¿Cuál era la urgencia que instaló el tema en la agenda política y mediática?
Vemos en este momento el inmenso riesgo de profundizar la fragmentación de nuestra patria, aniquilando nuestro sueño nacional de pueblo, y dejándonos con los horizontes fragmentados de  grupos divididos y autorreferenciales. Esperamos que nuestros dirigentes, del espacio político que sean, nos ayuden a mirar más lejos, a vislumbrar el horizonte de Nación que como pueblo nos merecemos, superando la búsqueda cortoplacista del impacto mediático y el rédito político.
Entendemos el dolor y la impotencia de quienes sufrieron algún hecho de inseguridad, pero queremos afirmar que una cosa es ser delincuente y otra muy distinta es ser inmigrante, y que la relación entre ambas situaciones solo se origina en posicionamientos públicos, políticos y mediáticos nacionales e internacionales que calan hondo en el pueblo, conduciéndolo a la división y el racismo.
Estamos convencidos de que debemos recibir a los migrantes como recibiríamos al mismo Jesús. Que en lugar de los posicionamientos discriminatorios, xenófobos y racistas, nuestro pueblo tiene reservas morales que nos invitan a la solidaridad y a la hospitalidad. Por eso preferimos una legislación que no se enfoque tanto en castigos sino en tratar de dirigir todo el potencial de los migrantes para el bien común de nuestra Nación.
Creemos necesario señalar que los narcotraficantes, los delincuentes de la trata de personas, los terroristas y criminales, no ingresan por los controles migratorios. La droga no ingresa por los controles oficiales, y si lo hace, es con la complicidad de funcionarios que lo permiten. El endurecimiento de las medidas migratorias no es contra los delincuentes, sino contra la familia trabajadora.
Aproximaciones al tema desde la Sagrada Escritura, el Magisterio y la Historia Argentina
La Biblia está llena de migraciones.
A Abram, el padre de la fe, le toca vivir un momento muy difícil migrando al país de Negueb.
Migraba buscando nuevas tierras donde establecerse.
El pueblo de Israel estuvo esclavo en Egipto, y migró por el desierto rumbo a la tierra prometida, que estaba ocupada, viviendo la situación traumática de tener que instalarse precariamente en los alrededores de la ciudad. Luego, cuando el pueblo estuvo cómodamente establecido y había perdido la memoria de sus sufrimientos pasados, Dios le recuerda su deber de solidaridad. “También ustedes amarán al extranjero, ya que han sido extranjeros en Egipto”(2). Era necesario que Dios lo recordara porque la comodidad adormece el corazón, y el satisfecho deja de percibir el dolor de su hermano.
En el Antiguo Testamento los inmigrantes constituyen, junto con los huérfanos y las viudas, la trilogía típica del mundo de los marginados. Una y otra vez, se recuerda el deber para con ellos. En la actualidad, no están en una situación muy distinta.
En sus normas de conducta, Israel tiene clara la prohibición de oprimir, de explotar, atropellar, defraudar el derecho del migrante: "No oprimirás al extranjero"; "No lo molestarás"; "No lo explotarás"; "No defraudarás el derecho del emigrante"; "Maldito quien defrauda de sus derechos al emigrante". Porque es muy fácil aprovecharse del inmigrante, incluso hoy pareciera que queremos y buscamos su trabajo (en la albañilería, los talleres textiles, las quintas, etc.) pero a ellos no los queremos (3).
Ya en el Nuevo Testamento María y José sufren la discriminación del migrante y son rechazados en Belén, llegando incluso a improvisar el lugar de nacimiento del niño Jesús en un establo.
Jesús, el Señor, eleva al extranjero a signo de la acogida de su Reino y se identifica personalmente con el inmigrante: "Fui extranjero y me acogisteis" (Mt. 25,35). La tradición espiritual de la Iglesia recoge la identificación, y la regla de San Benito sentencia: “El huésped es Cristo”.
San Pablo proclamará que la unidad es más profunda que la división: "Ya no hay judío ni griego, ni hombre ni mujer, ni esclavo ni libre porque todos sois uno en Cristo" (Gal. 3,28).
El Pontificio Consejo para la Pastoral de los Emigrantes e Itinerantes, en su decreto Erga Migrantis Caritas Christi del 2004, denuncia que la globalización es del capital pero no del hombre (4).
El tema aparece con mucha fuerza en el Papa Francisco, quien una y otra vez llama a la hospitalidad que nace de la fe y a la memoria familiar adormecida por la comodidad: “en la experiencia dolorosa de estos hermanos y hermanas volvemos a ver la del niño Jesús, que en el momento del nacimiento no encontró alojamiento y vio la luz en la gruta de Belén”(5); “las personas de este continente no le tememos a los extranjeros porque muchos de nosotros fuimos extranjeros. Lo digo como hijo de inmigrantes, consciente de que muchos de ustedes también descienden de inmigrantes”(6). “Es, en verdad, un problema del mundo. Nadie debería verse obligado a huir de su Patria. Pero el mal es doble cuando, frente a esas circunstancias terribles, el emigrante se ve arrojado a las garras de los traficantes de personas para cruzar las fronteras y es triple si al llegar a la tierra donde creyó que iba a encontrar un futuro mejor, se lo desprecia, se lo explota e incluso se lo esclaviza. Esto se puede ver en cualquier rincón de cientos de ciudades.”(7)
En nuestro país desde hace más de un siglo que el porcentaje de inmigrantes se ha ido reduciendo poco a poco. En 1917 el 30% de los habitantes era extranjero. Hoy apenas el 4% por ciento lo es. Sin embargo nos presentan una realidad ficticia donde estamos “invadidos de extranjeros”.
Desde el punto de vista cultural e histórico, nunca hemos considerado “extranjero” a un boliviano, a un peruano, a un uruguayo o a los latinoamericanos en general.
¿Cómo considerar extranjero a un boliviano si el primer Presidente de nuestro territorio fue Cornelio Saavedra, nacido en Potosí, titular de la Primera Junta en 1810?
¿Cómo considerar extranjero a un peruano, si  Ignacio Álvarez Thomas, nacido en Arequipa, fue  Director Supremo de las Provincias Unidas del Rio de la Plata, cargo equivalente a Presidente de la Nación?
¿Cómo considerar extranjero a un paraguayo, si fue Asunción la fundadora de Buenos Aires?
¿Cómo despreciar a los inmigrantes si históricamente muchos argentinos han debido emigrar por motivos políticos, laborales y de otra índole?
¿No fue José de San Martín el Libertador de Sudamérica?
En nuestra declaración del año 2007 sobre la urbanización de los barrios obreros habíamos señalado que: “Valoramos la cultura que se da en la villa, surgida del encuentro de los valores más nobles y propios del interior del país o de los países vecinos, con la realidad urbana. La cultura villera no es otra cosa que la rica cultura popular de nuestros pueblos latinoamericanos. Es el cristianismo popular que nace de la primera evangelización; el pueblo siempre lo vivió como propio, con autonomía, y siempre desde su vida de cada día. Es un cristianismo no eclesiástico, ni tampoco secularista, sino con auténticos valores evangélicos”.
Ya señalábamos el aporte de los migrantes. Ellos no se llevan nada. Llegan con sus manos llenas de experiencias, vivencias,  historias y culturas que no hacen más que enriquecernos como personas y como sociedad. Incluso los jóvenes que vienen a estudiar nos aportan también sus conocimientos y mantienen nuestra amistad e influencia social y cultural. Los migrantes aportan una fuerza económica insustituible y dignificadora: el trabajo. La construcción de nuestras casas, la ropa que usamos, las frutas y verduras que consumimos, incluso el cuidado de nuestros enfermos y de nuestros mayores… todo está relacionado al trabajo de inmigrantes que nos ofrecen su cuidado y dedicación.
Que la Virgen de Guadalupe, patrona de toda América, nos enseñe el camino de la inclusión y la hospitalidad. Que no sea el miedo el que nos conduzca, sino el amor a todas las personas que pisan nuestro suelo argentino.

P. José María Di Paola: Villa La Carcova, 13 de Julio y Villa Curita. Diócesis de San Martín
P. Gustavo Carrara, P. Eduardo Casabal, P. Ignacio Bagattini: Villa 1-11-14. Arquidiócesis de Buenos Aires
P. Lorenzo de Vedia, P. Carlos Olivero, P. Gastón Colombres: Villa 21-24 y Zavaleta. Arquidiócesis de Buenos Aires
P. Guillermo Torre, P. José Luis Lozzia: Villa 31. Arquidiócesis de Buenos Aires
P. Domingo Rehin: Villa Lanzone, Villa Costa Esperanza. Diócesis de San Martín
P. Juan Manuel Ortiz de Rosas: San Fernando. Diócesis de San Isidro.
P. Basilicio Britez: Villa Palito. Diócesis de San Justo
P. Nicolás Angellotti: Puerta de Hierro, San Petesburgo y 17 de Marzo. Diócesis de San Justo
P. Sebastián Sury, P. Damián Reynoso: Villa 15. Arquidiócesis de Buenos Aires.
P. Eduardo Drabble. Santuario San Cayetano. Arquidiócesis de Buenos Aires.
P. Pedro Baya Casal, P. Adrián Bennardis: Villa 3 y del Barrio Ramón Carrillo. Arquidiócesis de Buenos Aires
P. Juan Isasmendi, P. Joaquín Giangreco: Villa Trujuy. Diócesis Merlo-Moreno.
P. Nibaldo Leal: V. Ballester. Diócesis de San Martin.
Carlos Morena, Ángel Tissot, Mario Romanín, Alejandro León, Juan Carlos Romanín: Salesianos. Villa Itatí. Don Bosco.
P. Hernán Cruz Martín: Barrio Don Orione - Claypole. Obra Don Orione.
P. Dante Delia: Villa Borges. Diócesis de San Isidro.
P. Antonio Mario Ghisaura: Villa Tranquila. Diócesis Avellaneda-Lanús.
P. Eduardo González, Vicario general. Diócesis de San Martin.
P. Luciano Iramain, B° Los Polvorines. Diócesis de San Miguel.

Notas
1. Papa Francisco, mensaje a los participantes del Encuentro de los Movimientos Populares celebrado en Modesto (California), Estados Unidos entre el 16 al 19 de febrero de 2017.
2. Deuteronomio 10, 19.
3. Ex. 23,9; Lev. 19,33; Dt. 23,16; 24,17; 27,19.
4. Pontificio Consejo para la Pastoral de los Emigrantes e Itinerantes. Decreto Erga Migrantis caritas Christi Nº 4.
5. Papa Francisco, 9 de diciembre 2016 con motivo de la inauguración del pesebre de la Plaza de San Pedro.
6. Papa Francisco en el Congreso de los Estados Unidos, 25 de setiembre 2015. Papa Francisco III Encuentro de los movimientos populares.


domingo, 22 de enero de 2017

¿Qué hacer en las aulas?

¿Qué hacer en las aulas?. Ni idea… O sí. Muchas ideas. Ninguna es una respuesta definitiva. No hay soluciones prefabricadas. Es más, ¿hay soluciones?. Quizás deberíamos dejar de buscarlas… Porque tal vez no existan y porque quizás ese no debiera ser nuestro objetivo.
En nuestras aulas, en general, los pibes se aburren. Se aburren mucho. “Nos pegamos un embole bárbaro”, dicen. Para comprobarlo basta preguntar(les/nos) cómo es un día en la vida de un adolescente…
¿Qué te parece que podemos hacer en las aulas? Pensemos juntos… Para empezar, imaginemos un docente que…
-         no hable más de 20 minutos seguidos
-         utilice recursos multimedia
-         incorpore el sentido del humor
-         hable de lo cotidiano, de temas significativos
-         preste atención a su oratoria y retórica
-         planifique lo que desea que pase
-         esté abierto a lo imprevisto
-         sea flexible
-         sea creativo
-         sea interesante, despierte interés, e intente mantenerlo
-         interactúe con l@s alumn@s
-         esté reinventándose constantemente
-         utilice las nuevas tecnologías de la información y la comunicación
-         utilice y habilite a utilizar las redes sociales
-         no esquive los temas que surjan
-         se anime a hablar de casi cualquier tema
-         haga sus clases divertidas
-         convierta el aula en una comunidad de aprendizaje
-         piense en el otro
-         ponga en juego lo afectivo, sus sentimientos y emociones
-         sea inspirador

Este listado incompleto, desordenado, nos ayuda a intuir para dónde rumbear. Personalmente imagino al docente del siglo XXI como una extraña síntesis entre Charla TEDx, Stand Up y YouTuber

¿Qué es una Charla TEDx?

TED (Tecnología, Entretenimiento, Diseño) es una organización sin fines de lucro dedicada a las "Ideas dignas de difundir", a "potenciar el poder de las ideas para cambiar el mundo".
TED es ampliamente conocida por su congreso anual (TED Conference) y sus charlas (TED Talks) que cubren un amplio espectro de temas que incluyen ciencias, arte y diseño, política, educación, cultura, negocios, asuntos globales, tecnología, desarrollo y entretenimiento.
Años después de sus inicios se crea el programa TEDx para la realización de eventos locales, organizados independientemente, que buscan reunir personas para compartir ideas que merecen ser difundidas. TEDx es una instancia de colaboración abierta se basa en metas y participantes ligeramente coordinados.

¿Qué es el Stand Up?

La comedia en vivo (en inglés: stand-up comedy, comedia de pie) es un estilo de comedia donde el comediante se dirige directamente a una audiencia en vivo. A diferencia del teatro tradicional, el comediante en vivo interactúa con el público, estableciendo diferentes tipos de diálogos.
Una persona que realiza comedia en vivo es generalmente conocida como comediante en vivo, comediante de pie, monologuista (si su acto cómico consiste en un monólogo) o charlista, el comediante expresa su forma de pensar. Suele ser humor negro y referir a rutinas de hipocresía, ironías y situaciones de la vida diaria de una forma entretenida, una burla a el gobierno, la sociedad, la cultura, los valores, las costumbres o tradiciones, hábitos o incluso a si mismo.
La mayoría de los primeros comediantes eran mencionados en el acto de apertura simplemente como «cuentachistes», y su función era mantener activa a la audiencia, o bien formaban parte de los actos intermedios.

¿Qué es un YouTuber?

Se llaman youtubers a  las personas que graban videos y los suben al portal web de videos más visitado del mundo: www.youtube.com. Normalmente suben videos enfocados en los intereses de jóvenes y adolescentes, que son los que más visitan este tipo de páginas.
Los videos suelen ser de producción propia, donde el autor del video (el youtuber) es en muchos casos quien crea el guión del video, quien lo interpreta, quien lo monta y quien lo publica. Por lo tanto, un youtuber es a la vez guionista, actor, director y técnico de producción.
Normalmente los youtubers buscan publicar uno o más videos nuevos cada semana, lo cual requiere bastante tiempo. Actualmente, YouTube permite votar los vídeos y comentarlos, y también suscribirte a los canales de los autores para estar informado de las novedades y de los nuevos videos. Por todo ello, se ha creado una comunidad muy importante en torno a estos autores, que muchas veces tienen más visitas y son más famosos que muchos personajes de la televisión o de la radio.
Como lado negativo, el mundo de los videos en Internet es como el mundo de la televisión: Puedes ser famoso un tiempo, pero cuando la gente se aburre de ti, estás en problemas. Por ello, los autores de videos tienen que estar constantemente reinventándose y creando nuevos estilos y novedades para que sus seguidores no se aburran de ellos.
Según la definición más extendida, un youtuber es una persona que sube videos a Internet para que otros los vean. Hay varios tipos de youtubers:
Los que suben videos de ellos hablando, opinando o haciendo cosas.
Los que suben videos de ellos jugando en la PlayStation u otros dispositivos.
Los que suben videos-guía sobre cómo hacer algo.
Los que suben videos contando historias (de suspenso, de terror, etc…)
Los que suben recopilaciones de videos de humor.
Videos de tecnología: gadgets, aplicaciones...
Videos de monólogos.
Videos de miniseries caseras.
Videos de montajes y de animaciones hechas por ordenador.
Videos musicales y de videoclips, etc.
En resumen, sean cuales sean tus gustos, seguro que hay un youtuber que se dedica a subir videos sobre ese tema.
Los youtubers, por lo tanto, son los creadores de contenido en YouTube, ya sean aficionados o profesionales de este medio. En algunos casos, los youtubers también se consideran influencers, es decir, personas relevantes en un determinado ámbito que crean tendencia y sirven de inspiración para otras.

            Y para terminar, de regalo, tres videos…