lunes, 24 de diciembre de 2018

¿Qué es Navidad?

Amor. San Agustín decía: "Ama y haz lo que quieras". Hagas lo que hagas, hazlo por amor. San Juan de la Cruz decía: "En el atardecer de la vida nos examinarán en el amor". Sólo el amor salva. Pensemos que "tanto amó Dios al mundo que nos envió a su propio Hijo". Y tan sólo nos pide: "Amar a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a tí mismo" o más “Ámense unos a otros como yo los amé”. 
¡Eso es Navidad!
Alegría. Así dijo el ángel a los pastores: "No tengan miedo, pues yo vengo a comunicarles una buena noticia, que será motivo de mucha alegría para todo el pueblo: hoy, en la ciudad de David, ha nacido para ustedes un Salvador, que es el Mesías y el Señor". El cristiano debe vivir la alegría del Evangelio, de la Buena Noticia. Dios viene al hombre, para que el hombre vuelva a Dios... ¿no nos alegra?. Entonces, vivamos con alegría.
¡Eso es Navidad!
Paz. Es lo que nos dirá Jesús resucitado: "¡La paz esté con ustedes!".La misma paz que contagia ver al niñito recién nacido en los brazos de Su madre, María. El mundo necesita paz, nuestro país necesita paz, nuestras familias necesitan paz... ¿qué estamos esperando?. La paz es posible, depende de nosotros construirla.
¡Eso es Navidad!
Justicia. Debemos encender una vela en vez de maldecir la oscuridad. Como hizo Dios. En vez de quejarse de la oscura maldad de los hombres nos entregó a su propio Hijo, aquel que dijo: "Yo soy la Luz del mundo. El que me sigue nunca estará en tinieblas". Si yo no tengo qué comer es un problema físico, pero si mi hermano no tiene qué comer es un problema moral y político. Vivimos en mundo injusto... ¿qué hacemos por cambiarlo?. Busquemos la justicia, y luchemos por conseguirla. 
¡Eso es Navidad!
Esperanza. No esa esperanza crédula que cree en mediáticos discursos en tiempos de posverdad, sino la verdadera esperanza que NO defrauda. Dios prometió y cumplió. "Todo esto sucedió para que se cumpliera lo que había dicho el Señor por boca del profeta: La Virgen concebirá y dará a luz un hijo y que le pondrán por nombre Emmanuel, que significa Dios-con-nosotros". Esperemos en Él. 
¡Eso es Navidad!
Fe. La fe es la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve. Como dijo Jesús Resucitado: "¡Felices los que creen sin haber visto!. Creer que Dios se hace hombre, que nace pobre en un pesebre, y que muchos años después va a morir y resucitar porque el amor vence al odio, y la vida vence a la muerte.
¡Eso es Navidad!

Amor, Alegría, Paz, Justicia, Esperanza, Fe ... "La Navidad nos trae todos estos regalos del cielo. Pero recordemos que vienen sólo en forma de semillas. Es trabajo nuestro sembrarlas y cuidarlas durante el resto del año" (Mamerto Menapace).

¡Feliz Navidad!

Tanto, pero tanto, nos ama Dios que nos envía a su Hijo que se hace uno de nosotros (sí, uno de nosotros) y nos salva. Es un gran SI de Dios a los hombres. Es que, como sabemos, todos los NOES del hombre no cambian el SI de Dios. En cada Navidad Jesús vuelve a decirnos “Si, tanto te amo que me hago como vos asumiendo todo: los gozos y esperanzas, las angustias y tristezas”. 
¡Eso es Navidad!

"Navidad es el Encuentro de Dios con Su Pueblo", dijo Francisco. Y Jesús sigue naciendo. No deja de nacer. Lo hace de manera insistente, perseverante, incondicional. Y la promesa se cumple. Y la esperanza no es defraudada. En el pesebre de la sencillez, de lo provisorio, de lo descartable, de lo que no es tenido en cuenta, de eso poco que termina siendo mucho, alejado del confort, en las periferias, donde ser no tiene que ver con tener, allí Dios se vuelve a hacer presente, se hace uno de nosotros, para caminar con nosotros, para acompañarnos en el camino. Dejémenos acompañar por el Dios de la Ternura. Y acompañémoslo en todos nuestros hermanos que tanto lo necesitan. ¡¡¡Feliz Navidad!!!.

No hay comentarios: