sábado, 17 de enero de 2015

Atentados Con Texto En Contexto



Desde hace varios días que en los medios, en el mundo, se pueden leer, ver, escuchar una gran cantidad de opiniones, análisis, comentarios sobre el atentado terrorista perpetrado en Francia. Imposible permanecer indiferente.
Condenarlo es una obviedad. Pero limitarse a eso es simplista, ingenuo, cuando no cómplice de tantos otros males. Por eso nos invito, una vez más, a pensar juntos, a compartir perplejidades, deconstruir discursos, habilitar sentidos…
Me gustaría empezar por una pregunta: ¿por qué tanta presencia en los medios?.
Porque murieron varias personas, diría uno. Sin embargo, según informes de la ONU, cada día mueren más de 20.000 niños y niñas por la pobreza. Relean la cifra. Es escalofriante. Pero no tiene tanta prensa.
Porque fue un atentado terrorista, agregaría otro. Es decir, cualquier atentado terrorista que acabe con la vida de varias personas debiera tener esta cobertura mediática, este consumo de tiempo, espacio, energía. ¿Qué pasa con Nigeria, entonces?. Apenas tres días después de lo sucedido en la sede de Charlie Hebdo hubo un atentado en ese país, con una veintena de muertos. Y venimos de 3.000 en el 2014. Por poner solamente un ejemplo.
Entonces, ¿por qué tanta presencia en los medios?. Posiblemente porque sucedió en París. Porque no murieron pobres del tercer mundo, sino ciudadanos de una potencia. Pero quizás también se haya amplificado porque el atentado fue contra un medio. Y murieron periodistas. Y apareció la idea de “libertad de expresión”. Y se alimentó la idea del miedo al extranjero o, para ser más precisos, al diferente, al extraño, al que no es como uno, al otro. Y se necesita seguridad, gran negocio del poder económico cuyo partenaire ideal es la política conservadora de derecha. ¿Todo eso?. Muy posiblemente. O al menos eso me parece.

Para seguir leyendo, con enlaces…

¿Es suficiente ser ‘Charlie Hebdo’?”, se pregunta Pérez Esquivel.


"En la libertad de expresión hay límites", dijo el Papa Francisco. Y agregó: “No se pude provocar, no se puede insultar la fe de los demás”.

Argelia agrega contexto al ataque contra Charlie Hebdo”, según artículo de TeleSur.

Una reflexión difícil”, escribe Boaventura de Sousa Santos.



Todos los artículos linkeados, todos sus autores, condenan el atentado en París. Pero no se limitan a eso. Por eso hay que seguir leyendo…

Y para el final de estos hipertextos les dejo el que más me representa: “La vida, los unos y los otros” de Washington Uranga.


Condeno el atentado terrorista en Francia. También los de Nigeria, y todos los que suceden en tantos otros lugares. Condeno también el hambre en el mundo. Estoy a favor de la libertad de expresión, de la libertad religiosa, y todo tipo de libertad ejercida con responsabilidad. Defiendo todos los derechos humanos de todos los humanos. Y por eso no puedo limitarme meramente, de manera simplista, ingenua, a condenar el atentado terrorista en Francia.

1 comentario:

Eduardo Agustín Méndez dijo...

Interesante ideas.
Te comparto algo que escribí sobre el tema. Abrazo

http://pensarnodaigual.blogspot.com.ar/2015/01/yo-soy-chrlie-hebdo-y-musulman-tambien.html